VpCI-619, Inhibidor de la corrosión para metales recubiertos con aislante térmico

Inicio » Áreas de trabajo » Protección Anticorrosiva » Recubrimientos » VpCI-619, Inhibidor de la corrosión para metales recubiertos con aislante térmico

DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO


VpCI®-619 es un inhibidor de corrosión base agua diseñado para proteger contra la corrosión bajo calorifugado (CUI: corrosion under insulation) en aplicaciones de alta temperatura de hasta 1100 ° F (600 ° C). VpCI®-619 puede prolongar la vida útil de las tuberías y el calorifugado en entornos de refinación, petroquímicos y marinos, minimizando así los costes de reemplazo de materiales y mano de obra. El producto no es corrosivo ni inflamable, por lo que se puede aplicar y usar de manera segura en condiciones muy diversas.

Una aplicación típica y extremadamente útil es la protección de tuberías aisladas de vapor o de aceite caliente. La humedad atrapada debajo de la superficie del calorifugado puede causar corrosión difícil de detectar. Si pasa desapercibido y no se trata durante mucho tiempo, esta corrosión puede dar lugar a fugas potencialmente desastrosas con daños costosos.

Para disuadir la CUI, se debe rociar VpCI®-619 en el interior del calorifugado antes de enrollarlo alrededor de tuberías nuevas u otras superficies metálicas que deban aislarse. VpCI®-619 también puede aplicarse en tuberías existentes cuando se encuentra corrosión durante el mantenimiento. Si la integridad de la tubería no se ve comprometida, la tubería se puede limpiar y envolver en un nuevo calorifugado tratado con VpCI®-619 para brindar protección en el futuro.

VpCI-619 ha sido diseñado específicamente como una capa protectora para superficies metálicas que luego se cubrirán con aislante térmico. Gracias a su base acuosa, el producto no es inflamable, es seguro y no contaminante. Al contrario que las pinturas poliméricas, VpCI-619 no requiere una preparación anterior de la superficie, se puede aplicar sobre la misma, cubierta con un film o incrustación bien adherida. Debido a su resistencia a altas temperaturas de funcionamiento, soporta hasta 427 °C durante operaciones de arranque o funcionamiento.